Recursos para disfrutar de los artículos extensos en internet

Una de las críticas más habituales que recibe internet es que ha convertido la lectura, y por ende el conocimiento, en un hecho breve, fragmentado, desorganizado e insustancial. Y es cierto que la red ha impuesto una tiránica tendencia a la síntesis. Triunfan los formatos cortos, en buena parte porque la lectura de un texto largo en una pantalla cansa la vista. Sin embargo, las generalizaciones siempre son inexactas, y se pueden hallar en línea infinidad de textos kilométricos: white papers, libros, artículos de webzines, entradas en blogs… Algunas publicaciones en papel, que disponen de espacio limitado en su soporte tradicional, ofrecen en su website las versiones completas de sus entrevistas y reportajes.

Longform es una página que se dedica a reunir buenos artículos largos de internet. Los navegantes pueden proponer textos que les han gustado y los creadores de la página realizan sus propias propuestas. Como podéis ver, es un caso de artesanía pura en la era digital. Pues bien, el sitio no sólo funciona como aglutinador de literatura y periodismo de calidad, sino que hace uso de una nueva herramienta para facilitar la lectura de estos textos.

Esa herramienta es Instapaper, sin duda, la mejor aplicación para móvil que nos hemos bajado jamás. Por un lado, te instalas la aplicación en el teléfono, y por el otro, arrastras un bookmarklet (un botón en el que pone “read later”) a la barra de tu navegador. Cuando encuentras alguna web que te interesa, pero que te da pereza leer en ese momento, haces clic en el botón. Y ya está. Cuando lo desees —en el autobús de camino al trabajo, en la sala de espera del dentista— abres el programa en tu iPhone o iPad y allí encuentras los artículos descargados (es decir, que no necesitas ni siquiera tener cobertura), con un cuerpo de letra óptimo y sin imágenes que te distraigan. En la versión de pago de la aplicación (3,99 €), puedes organizar los textos en carpetas, recuperarlos automáticamente en el punto en que los dejaste, cambiar a letras blancas sobre fondo oscuro para lectura nocturna y enviar directamente los artículos a tus seguidores de Twitter y Tumblr.

Ambas iniciativas, Instapaper y Longform, solucionan una necesidad concreta, y lo hacen magníficamente bien. Deben su éxito no a poseer un sinfín de prestaciones, sino a su simplicidad.